HISTORIA DEL SKATE

El Skate

Entre julio y agosto de 2020, en el Centro de Deportes Urbanos de Aomi, el skate debutará por primera vez en los Juegos Olímpicos de Tokio. Esta hazaña ha sido esperada por millones de aficionados en todo el mundo y ha motivado a la reflexión por todo lo que ha pasado este deporte: desde su creación en los lejanos cincuenta en las costas californianas hasta su inclusión definitiva en el mayor evento deportivo que existe.

Así, este logro nos invita a repasar de forma cronológica la biografía del skateboarding para recordar aquellos momentos que marcaron un hito en su fundación, popularización y consolidación internacional.

El nacimiento del skateboarding

Aunque existen referencias de tablas de madera encajadas con ruedas de estilo rudimentario a principios del siglo XX, es casi un consenso internacional que el inicio del skate se sitúa en los años cincuenta, cuando los surfistas de las costas californianas, para poder entretenerse en días con escaso oleaje, decidieron montar cuatro ruedas de patines en tablas para imitar las técnicas de surf en el asfalto (similar al actual surfskate).

Las ruedas utilizadas eran de metal (mayoritariamente) y las características de estas les permitía solo desplazarse cuesta abajo. Puesto que no hay una patente para esos años, no se sabe quién fue su creador, aunque se presume que fueron grupos aislados de surfers que tuvieron la misma idea o la adoptaron después de verla de sus congéneres.

Rápidamente la práctica se hace famosa incentivando a compañías como la  Chicago Roller Skate Company a fabricar trucks y ruedas para mejorar la maniobrabilidad en las tablas. Finalmente, la Roller Derby Skate Company, en 1959, distribuye nacionalmente la primera tabla. La denominaron “Skate Board” y fue diseñada en una de sus fábricas en La Miranda, California.

Poco a poco, ya en los años sesenta, más empresas se unen en su fabricación y distribución (como Makaha Jack´s), y se forman equipos de skate para buscar patrocinadores, las revistas de surf se ven engalanadas con artículos sobre esta nueva práctica y se organizan torneos y campeonatos locales como el primero de ellos llevado a cabo en la Escuela Pier Avenue Junior, en HermosaCalifornia, a mediados de 1963.

En por estos años que se genera un boom en los que para entonces ya estaba siendo considerado un deporte nacional: las ruedas de arcilla se posicionan como las estándar entre las tablas de calidad,  las variantes de freestyle y slalom se afianzan en el público y se crean campeonatos internacionales, los patrocinadores consolidan equipos de skateboarding y programas de televisión (como Surf's Up), revistas (Quarterly Skateboarder, la primera en el mundo en cubrir exclusivamente a este deporte) y recurrentes apariciones en películas incentivan su popularidad en jóvenes y adultos.

La evolución del skate

Sin embargo, a partir de 1965 se presenta un declive en el deporte debido, en parte, al cierre de una cantidad significativa de empresas dedicadas a fabricar y distribuir tablas y piezas de skateboarding, al poco progreso en la construcción y diseño de las ruedas y a la prohibición en algunos estados norteamericanos de practicarlo en espacios públicos. Afortunadamente, en 1973 Frank Nashworthy, un surfista erradicado en California, diseña unas ruedas de poliuretano y funda su propia compañía, Cadilla Wheels. La popularidad de estas ruedas es inmediata (debido a su adherencia en cualquier superficie) y el público comenzó a interesarse nuevamente debido a las nuevas posibilidades sobre la tabla. Dos hechos históricos se producen también por esta época: se crea el primer skatepark en el estado de la Florida en 1976 y la variante vertskate (vertical) desplaza al freestyle y el slalom.

A la vez que esto se producen las siguientes innovaciones: las tablas pasan de fabricarse de 6 pulgadas a 8, se añaden diseños con dibujos en estas (incentivado por Wes Humpston y Jim Muir), se inventan trucos icónicos como el ollie, (creado por Alan Gelfand a mediados de 1978) y algunos nombres comienzan a hacer eco a nivel nacional e incluso internacional: Stacy Peralta, Tony Alva, Jay Adams, entre otros. En resumen: se crean los principios del deporte tal y como lo conocemos hoy en día.

En los ochenta se produce un nuevo declive, pero durante esta década aparecen marcas como Independent, Santa Cruz y Powell Peralta y tiendas en cada rincón de EE. UU., equipos como Bones Brigade (Tony Hawk, Rodney Mullen, Steve Caballero, Mike McGill y demás) cobran prestigio internacional, marcas de zapatillas como Vans o Airwalk se hacen populares, aparecen modelos de fibra de vidrio y el estilo street se consolida en paralelo con el vertical.

Ya en los noventa ESPN termina de consolidar el deporte con sus Extreme Games (el videojuego de PlayStation más vendido del mundo entre 1995-1996 distribuido por Sony) y sus ediciones de X-Games. A partir de aquí, el deporte adquiere prestigio y el talento de sus practicantes es recompensado con miles de dólares al mes en patrocinadores y eventos internacionales.

Como se ha podido ver, y pesar de los altibajos, la rica historia que antecede al skate lo convierten en uno de los deportes más complejos que existen. Su debut en los Juegos Olímpicos será un logro más que se agrega al libro de éxitos cosechados por la actitud y perseverancia de todos los amantes de las tablas.

Franco Ismael Loza Casillas